Seguidores

lunes, 10 de agosto de 2009

MI RELOJ Y YO.

GEORGE es mi invitado en esta ocación este es su post:
Quince minutos para las nueve pm según mi reloj de pared. Es ovalado y de perfecta imitación al de un diseño neoyorquino, ¡quien diría que lo adquirí en una oferta en conocida tienda del centro de la ciudad!. A veces me pregunto que sería de mí sin un reloj....-resignado, me dejo caer sobre el sofá, enciendo el televisor para ver el noticiero matutino acompañado de un delicioso y cargado café express-, !Otro días más! - replico-, a que ver que no tiene preparado el destino para hoy-. Inquieto miró nuevamente el reloj y me doy cuenta que en sólo unos instantes ha recorrido ya diez minutos. Me apresuro, mientras los nervios se apoderan poco a poco de mí - ¡Carajo, ya son casi las 9!, si no me apresuro llegaré tarde al trabajo - Me levantó casi de un salto del sofá, me tomo el úlitmo sorbo de café aferrado a él como si se fuera a evaporar. Lavo la taza y el resto de los utensilios. Me dirijo con prisa a mi recámara, me pongo la camisa, busco ansioso un par de calcetas que combinen con el pantalón, me paso la mano impregnada de gel rápidamente por la cabeza, no uso el peine, ya no hay tiempo para eso, me calzo los zapatos. Tomo mi portafolios y salgo casi corriendo del edificio terminando de arreglarme en plena calle...-llego a la parada del camión y me tranquilizo uno minutos. Tomo unas bocanadas de aire, como si estas fueran las úlitmas que quedaran en el ambiente. Respiro profundo, miró el reloj en mi muñeca, su tono café obscuro contrasta perfecto con el color de la camisa. El sueter y portafolio son del mismo color - !si hasta parece que los compré como un kit!- pienso en silencio.Confirmo el tiempo con la hora de mi celular. Me desespero al no ver acercarse ningún autobús - ¡diantres.... cuando uno los necesita realmente no están... y cuando uno no los quiere ni ver ... están chingando y pasan a cada instante!...- decidí caminar un poco dizque para ganar tiempo. Camino ansioso, presuroso, sincronizando cada paso con el segundero del reloj. Doy cinco pasos y miro nuevamente el reloj. Repito uniforme la operación - !ojalá y pudiera deterner el tiempo por unos segundos!...-miro el reloj nuevamente y le digo...!Detente unos minutos por favor, sabes que si sigues ese paso llegaré tarde al trabajo!...y hoy es lunes.... el ruido devastador de un auto me obliga a voltear y volver a la realidad. Es el autobús...!váya, creí que nunca iba a pasar!...le hago la parada. Se detiene frente a mí....!Chingados, viene hasta la mad....!, !sólo eso me faltaba!...!ahora tendré que ir colgado como orangután!... le respingue al conductor sólo con la idea y la mirada. Me subí al bus y avanzo sin parar al darse cuenta que ya no cabí ni un alma más...El conductor manejaba con tal ansiedad que parecía que concursaba en un maratón. Topes, baches, etc., no existían para él, mucho menos los pasajeros que casi se asotaban una y otra vez sin piedad.... un grito ensordecedor emanana desde el fondo de autobús...!maneja con cuidado imbéclil... que no llevas mulas!... se alcanza a escuchar, una voz que sin duda es de una mujer. Todos los demás siguen mudos, nadie dice nada más, algunos no disimulan sus ganas de reir, pero al final se logran aguantar. El conductor frena de repente, haciendo que todo el tumulto de pasajeros haga una caida en serie desde el fondo hasta el vidrio delantero del autobús...es otro autobús que se le atravesó y le ha tapado el paso....El chofer asoma la cabeza por la ventana y le grita al otro conductor...!fíjate pendejo, déjame pasar, no ves que traigo carro lleno!.... Al mismo tiempo una oleada de insultos se escuchan hacia el conductor de nuestro autobús. !Vez cabrón, maneja despacio!...(otra voz) ¡chamaco, que no tienes mad... fíjate como manejas...NOS VAS A MATAR!!... un par de señoras que viene a mi lado cerrandome el paso a la entrada total del camión murmuran... !no sé poque ahora dejan que maneje cualquier mocoso!... (la otra señora responde)...¡son unos inconcientes. Ponen en riesgo nuestra vida y seguridad!..... El autobús avanza nuevamente y el trayecto se vuelve una riña constante entre ambos conductores. Frenos imprevistos, topes que se pasan sin mirar, semáforos que no son respetados.... miro mi reloj y me siento morir al saber que el tiempo se me termina ya...Llegamos a la parada del autobús, miro reloj nuevamente al mismo tiempo que bajo del bus. Me detengo unos segundos para ayudar a bajar a una pobre anciana que casi cae desmayada al no poder respirar con normalidad...¡Gracias. mijo... estos cabrones ya no respetan ni a su mad....!.Veo que la anciana quede bien parada sobre la banqueta y me decido a avanzar. Veó nuemavente mi reloj..¡Sólo cinco minutos, si me aprieto el paso lo lograré!... Camino rápido, dando zancadas a lo más que pueden dar mis piernas. La fortunda me miró esta vez y el semáforo tiene el color a mi favor. Paso una, dos, tres cuadras.... al llegar a la cuadra final, aligero el paso. Miró mi reloj nuevamente, confirmo la hora en mi celular. Las 9 en punto. Me detengo a mirar el edificio. Lo observo detenidamente y le digo...!Todo lo que tengo que pasar por tí!....... Entro, me dirijo al checador. Checo, miro el tiempo impreso en el papel. 8:55 am... !Changa.... no me acordé que siempre adelante diez minutos mi reloj!....... ¿Qué haría algún día sin mi reloj?-...

PUBLICADO POR GEORGE

A la vez el mio se publicara en el de AKI

13 comentarios:

Iván dijo...

AH!! inche reloj!

Abril dijo...

Es verdad, siempre está ahí... vivimo tan de prisa que no es sencillo tomarse un respiro...

Gracias por participar ambos en Blog Swingers.

CRUDO dijo...

Si te distraes el tiempo te devora, no tiene piedad y gusta de comer gente apurada jeje.

Hace un chingo que no agarro un bus, pero a como lo cuentas hasta se oye divertido, jeje claro porque yo no estoy arriba

Javier dijo...

si yo no tengo reloj no viviría... mi vida sería caótica y no tendría sentido!

Ana dijo...

Hola George!
upss! que mañana tan caotica la tuya...
y si eso es cada lunes...
sabes yo no uso reloj... me siento como esclava del tiempo
solo lo dejo transcurrir
un abrazo para ambos
=D

LB dijo...

La realidad de nuestros días... vivir corriendo, a las prisas y siempre contra reloj. A mi me pasa toooodas las mañanas, es una lucha entre mis piernas que quieren volar y las manecillas del reloj que se ponen en mi contra.

Aki dijo...

querida anyelyt:


listo, tu post ya esta, gracias por mandarlo ya me estaba preocupando.


besos

Margot dijo...

En su momento no tuve la oportunidad de darte las gracias por tus visitas, por algunos omentarios...

Al entrar no te desorientes, sigo siendo la misma, aunque mi blog haya cambiado...

Besos.

ANYELYT.. dijo...

JAJAJJA, El reloj el tiempo nos absorve como se le da la gana.
SALUOD niño y buen post.

@georgedlaselva dijo...

Hola a todos.....
Antes que nada quiero hacer un agradecimiento muy especial a Anyelyt que me ha dejado publicar este post en su blog com parte de esta inicitiva.
No había teniddo la oportunidad de leer el post de any y su polémica de no saberquehacersinel.... y me pareció un chica interesante, dulce y sobre todo una niña que va por el mundo alegre y extrovertida.
Gracias a todos los que comentaron desde este blog....
Besos any

Ann dijo...

esas presiones matutinas le dan un sabor amargo a el ultimo día de vacaciones, pero que bonito es vivir asi, ay ajá!

Ann dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ann dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails