Seguidores

miércoles, 20 de enero de 2010

Y TODO SUCEDIO EN UN BAR.


Eran la 10:00p.m. y Alejandra estaba ya sentada en la barra del bar, como todos los jueves, a lado de ella un hombre alto moreno de cuerpo delgado no le parecio atractivo él a verla le sonrío le invito una copa lo cuál ella rechazo al darse cuenta que no tendría éxito se retiro dejándola sola de pronto entra una rubia hermosa al bar e inmediatamente atrae la mirada de los caballeros del lugar, se sienta en medio de la barra de pronto descubre del lado izquierdo a Alejandra le sonríe ella contesta dicha cortesía, se acerca y empiezan a platicar como si se conocieran de mucho tiempo, de pronto Alejandra se levanta para ir al baño la rubia le comenta que también desea entrar al sanitario, ambas van siguen platicando, entra cada una a un baño, al terminar sale la rubia se esta lavando las manos cuando Alejandra se esta arreglando el cabello la rubia se le acerca de tal manera que pone de nervios Alejandra decide no pensar en dicha sensación, pero la rubia se da cuenta de ello, se acerca algo le dice al oído lo cual le provoca una escala de calor y frío, voltea la mira a los ojos le sonríe salen del baño juntas se toman una copa más son las 12:00a.m. se retiran a fuera del lugar al despedirse la rubia le da un beso en la boca Alejandra se sorprende trata de retirarse pero ella no se lo permite los besos se tornan más intensos de pronto ella se ve envuelta en una pasión desconocida, se separan la rubia la pone contra la pared Alejandra de pronto escucha la voz de un hombre era el mismo tipo del bar que saludaba a la rubia de beso mientras sostenía a Alejandra por los cabellos él le rompió los botones de la blusa le acaricia los senos se los besa ya siente una calida humedad en su sexo hay un curioso que los espía Alejandra lo nota intenta decir algo pero él le dice que si hace algo lo lamentara pero tendrá que castigarla la besa mientras la rubia prende un cigarrillo disfruta dicha escena Alejandra es cargada por él de la cintura la va penetrando con movimientos rudos de tal manera que le provoca un pequeño sangrado Alejandra estalla en un enorme orgasmo termina todo. Ellos se pierden en la madrugada Alejandra se arregla y se retira va hundida en dicho placer y pequeña agonia.

Sin sospecharlo ninguno de los 3 se van a volver a encontrar y entregarse a la debilidad de la carne convirtiéndola en adicta y cómplice de sus bajas pasiones.


3 comentarios:

INDRA dijo...

Buen relato discreto pero atractivo

LAGARTO dijo...

ESTA HISTORIA ES MUY BUENA,SI TE TRANSPORTA AL LUGAR

Cl@udette dijo...

Una muy buena historia......

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails